Un solitario enamorado

Un solitario enamorado. Así decidí titular una carta que valientemente iba a enviar a la chica más linda de la ciudad. (NO quiero exagerar, por eso dije “de la ciudad” pero fácilmente pudiera decir del mundo y seguiría sonando cuerdo y muy real. Porque ella es hermosa).

Dure horas delante de aquella hoja blanca, pensando sobre las palabras que debía escribirle, con que términos podía dirigirme hacia ella. No quería arruinar aquella carta con alguna palabra de esas que suelen dañarlo todo, no quería lucir tonto (aunque eso es lo que expresa mi cara al verla, según Ernesto mi viejo amigo de infancia, quien siempre se burlaba de mi paralice temporal que daba cuando la veía a ella). Cuando logre enlazar todas aquellas palabras en aquel pedazo de mundo blanco, la releí unas dos veces seguidas para: 1) Ver que era lo que había escrito 2) Para borrar las palabras que sobrepasaban la imaginación  3) Leía poniéndome en su lugar, como si esa carta fuera para mí y me la estaría  dando aquel chico con el cual había hablado solo un par de veces y que ahora me estaba declarando su admiración hacia mí de forma poética (esto último me hizo dudar mucho). Hacia un análisis de sus posibles reacciones y en la mayoría de ella concluía con un “Ese chico está loco”  y seguramente seguido de eso esta carta dormiría para siempre en su papelera.

Dude tanto aquel eterno domingo, que el sudor comenzaba a invadir mi espacio, Se manifestaba como manantiales libres. No sé  por qué me sentía así. La carta había sido idea de mi yo valiente que lo vio como una buena opción de expresar lo que siento por ella, de decir todo aquello que llevaba años callados sin poder decirlo. Pero, mi parte valiente me abandono, dejando de nuevo la parte solitaria y sin valor que normalmente era yo.

Quizás debía tirarla yo mismo a la basura de una vez, o quizás debo armarme de valor y hacer salir aquella parte valiente e ir a su casa dejar la carta bajo su puerta, darle dos patadas a su puerta y luego salir corriendo… Si eso es lo que voy a hacer.

Termino diciendo que soy un idiota. No, perdón… El más grande Idiota.

Anuncios

3 Replies to “Un solitario enamorado”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s