Luna

Noche tras noche busco tu rastro en la inmensidad.

Testigo mío. Tú que nos observas, abrigas nuestras sombras. Guardas silencio y en ese silencio te ves hermosa. Hermosa todas tus formas, cuando te ves imponente, cuando te vuelves tímida, cuando pareces que nos abandonas pero sin embargo sigues allí siendo hermosa.

Me encanta como te vuelves el centro de la hermosura de las noches.

Siempre suelo nombrarte, escribo acobijado en tu perfección. Admiro esa forma que tienes de enamorarme noche tras noche, siendo tú. No quiero que me faltes nunca, ya que tú eres la armonía, la estabilidad, la que hace que las estrellas se mantengan calmadas, haces que la poesía reviva con cada brillo que nos das al respirar. Puedo escribir siempre para ti.

 

Me despido diciendo que esta noche la luna vino a visitarme y está posando sobre mi ventana y… Es Hermosa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s