Ciegos

Sera que nos gusta hacernos los ciegos, o es que realmente hay cosas que no se perciben con tanta facilidad.

Si pudiéramos ayudarnos entre nosotros. Si tan solo tuviéramos la valentía de comentar lo que nuestros ojos perciben y que quizás esa persona no ve, o no quiere aceptar que eso ocurre. De seguro habría menos corazones destruidos por el duro invierno del desamor.

Pero ¿Podemos hacerle casos a esas opiniones?

No, nos gusta crear cuentos ficticios que nos traen felicidad, una felicidad no verdadera… Bueno una media felicidad. Una felicidad incompleta, que comienza como un globo que se eleva y elevan mientras va camino hacia el infinito, pero con el paso del tiempo comienza a  quedarse sin aire y justamente allí es donde comienza el descenso hacia el vacío absoluto. Es allí donde comenzamos a ver las cosas como son y nos damos cuenta como toda esa felicidad que nos inventamos se nos escapa de las manos tornándose amarga. Pero, son las consecuencias que debemos pagar por el hecho de enamorarnos.

Así de sencillo… Es ir a la guerra teniendo en cuenta que  quizás no vuelvas, y si lo logras  de seguro habrá algo que falta en ti. En resumen NO volverás de esa guerra siendo el mismo.

En esa caída que nos lleva del infinito  hacia el vacío absoluto somos transformados. Nos cambian, se activan todas las alarmas de defensa, desconfiamos, dejamos de creer en las caricias sinceras, los amores a primera vista se vuelven imposible de hallar.

¿El amor es ciego?… El amor es perceptible para los que han aprendido a mirar un poco más. Quizás en ese vacío absoluto la visión se vuelve nuestro mejor amigo. El mirar a fondo se vuelve nuestra clara garantía. No nos juzguen… Solo que nadie vuelve a ser el mismo tras haber creído en un infinito ficticio y chocado con un vacío absoluto completamente real.

Me despido diciendo que el amor sigue siendo lo más hermoso, aquello que todo lo puede. Daña y sana… Trae placidez y desconsuelo. Trae besos cálidos y besos que te vuelven frío.  Trae una lluvia apacible y tormentas indetenibles. Algunas veces viene con vida y en otras ocasiona la muerte. Sencillamente el amor lo tiene todo… Claro, menos esa facilidad de tener dos buenos ojos que sean confiables.

Me gusta más vivir un invierno para dos. Que estar en un otoño solitario.

Anuncios

2 Replies to “Ciegos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s