Seamos felices

 Seamos felices de una vez por todas…

 

Seamos felices, dejando a un lado cualquier impedimento que retrase nuestra felicidad. Seamos felices al primer intento, sin pensar en segundas o terceras oportunidades. Seamos felices aunque nuestros gustos sean tan diferentes y hagan de nosotros dos seres desemejantes que lo único en común que tienen es ese inmenso amor.

Repito seamos felices…

Seamos felices mientras observamos el cántico de las estrellas que se pasean por esta noche que nos une. Sin importar mi frialdad y tu abrupta calidez. Así tu ames esas mañanas relucientes, mientras yo espero la llegada de esas noches serenas de igual forma seamos felices.

Sin miedo a nada.

Vayamos con ferocidad y sutileza a adueñarnos de la felicidad.

 

Me despido diciendo que quiero ser feliz contigo.

Ojala leyeras estas  últimas líneas unas setenta veces…

Me gustaría que fueras eterna

Me gustaría que fueras eterna. Para seguir siendo cómplices por la eternidad.

No hay ninguna persona que influya tanto en mí como lo hace usted. Mujer valiente, una guerrera de clase baja que peleo por salir adelante y que día a día mantiene esa lucha con la misma ferocidad. Me gustaría que fueras eterna ya que usted es el lazo que mantiene aún a esta familia unida.

De verdad me gustaría que fueras eterna así jamás renunciaría a mis ganas de luchar de la misma forma que usted lo hizo.

La vida es un cuaderno y nosotros solos lápices que escribimos en él. Lo que usted ha escrito en ese cuaderno es imborrable, cada consejo, cada gratitud, cada porción de amor que has regalado a todos los que te rodean . Me gustaría que fueras eterna así tendría más tiempo para descubrir y aprender de cómo se puede ser tan generoso y dado con personas que muchas veces no se lo merecen…

Veo el amor de Dios en tu vida y en tu manera de vivir, eres un claro ejemplo de una persona que nació para dejar grandes huellas.

Me gustaría que fueras eterna. Así este mundo no sería al vacío ya que personas como usted ayudan a hacer de este un mejor lugar y nos hace creer que siempre hay algo a lo que aferrarse, algo por lo que vale la pena seguir luchando. Quien iba a pensar que ese inmenso corazón que tienes seria el causante de todas estas pruebas por las que has tenido que pasar, te entregaría mi corazón sin pensarlo para que sigas llenando de gentileza a este mundo que tanto lo necesita.

Me despido diciendo que aunque nos podamos ser seres eternos usted vivirás por siempre en nosotros. Aunque me gustaría que fueras eterna pues te amo y eres mi persona favorita. Gracias por tanto, pero por favor no dejes de luchar, no aun, no mientras tu corazón aun siga dando la batalla, yo estoy contigo, tu familia está contigo y el Dios de las grandes proezas está contigo.

Pido a Dios que te entregue un nuevo corazón, pero que sea igual de especial que este que tienes. Te amamos. 

Alejados

 

Te volviste distante y yo respete esa distancia.

 

Tarde fría de un veranillo disparejo vi que de tus ojos emergía algo nuevos y de pronto esa calidez con la que me acostumbrabas a mirar se disipo… En su lugar se adelantó el más grande e impasible invierno.

Quizás fue mi culpa al dejar que se congelara tu corazón.

“Alejados… Dos seres que antes no podían estar más de un día sin verse, ahora pasan semanas sin saber si la otra persona aun respira. ¿Cómo puede ser posible tal cosa? Sencillo dejaron que la distancia entre ambos creciera y que sus corazones dejaran de necesitarse y miren aprendieron a vivir sin necesitar al otro a pesar que juraban que no podían vivir el uno sin el otro.” – Susurro el viento al observarlos.

Pensé que ella estarías conmigo para siempre, se veía feliz a mi lado, tan feliz que algunas veces me hacía dudar en que tanta felicidad fuera real. Sus besos jamás cambiaron, sus caricias me seguían despertando hasta el último lugar de mi cuerpo… Entonces, ¿cómo es que ahora ella ya no está? Vaya pregunta, aun desconozco su respuesta.

 

Me despido sin tener algo importante que decir…

Arriesga 🐺

 

Arriesga ve por ese 50% que te hace creer que puedes ser feliz

 

Una mañana desperté entusiasmado por querer dar ese paso… Paso que he evitado dar por el hecho de que tu sonrisa de amistad me llena y no quiero pensar en que de pronto me quede sin ti y sin ella.

Mejor no arriesgues y quédate con el 50% que ya es tuyo, valora esa amistad…

Por la tarde pase a verte y reímos como siempre, bromeamos, hasta que ese momento enredoso y muy hermoso llego. Mis manos no sé como pero llegaron a tus caderas (Que de hecho se sienten muy bien) y tu mirada y la mía por fin se encontraron, tanto tiempo mirándonos pero esa mirada con la que ahora me veías era completamente diferente. Tu sonrisa paso de ser hermosa a volverse angelical… Tenía a una hermosa hada entre mis manos, la mirada fijamente y sus ojos nublaban mi tiempo, lo congelaban, hacían del infinito algo innegable y precioso, todo eso difunden ese par de luceros que estaban fijamente en mí.

 

Te abrazan… Te miran fijamente y ya te haces una historia romántica en tu cabeza.

Dos mitades, dos pedazos de mundo… Posees una parte de ella, que es tuya y te hace feliz, pero no es la felicidad que buscas… Entonces te arriesgas por conseguir la otra mitad, sin olvidar que esa misma osadía puede significar la perdida de la mitad que ya era tuya… No es un trabalenguas, solo es la verdad. Solo que es así de complicada.

 

La amistad y sus abrazos… O un noviazgo y ser el poseedor de sus besos. ¿Qué anhelas más?… ¿Qué te hace más feliz?

 

Me despido diciendo que el amor nos súplica que realicemos grandes proezas por esa persona que amamos de verdad, Nos pide dar ese paso con valentía. Claro que él no se hace responsable de los desamores que puedan causar dichos riesgos.

 

 

 

 

 

NUNCA

 

Nunca sabré si tus labios realmente tienen ese sabor a fresa que visualmente emanan, si tu cuello posee esa sensibilidad desequilibrante. Nunca vamos a saber si nuestras manos que son como el día y la noche se verían bien entrelazadas, si el camino se haría más cerca si camináramos juntos, si tus trazos perfectos quedarían bien junto a mi arte frenética. Tantas cosas que se quedaran a medias y por descubrir… Si ver una película a tu lado sería tan tentador como meterse a la piscina segundos después de haber terminado de comer.

 

Probablemente la noche calle el resto de su vida.

 

Nunca fue un secreto el amor que había entre ambos aunque hayan sido dos tipos de amor diferente, el tuyo que siempre fue en base a la amistad y el mío que fue en base a tenerte siempre conmigo… El viento regresaba todas las noches con las cartas que enviaba para ti, decía que tus ventanas estaban cerradas y tu puerta bajo llave dormía. Pero no contento con eso fui hasta tu casa, toque tan fuerte que desperté a toda la cuadra y cuando por fin saliste no supe que decirte. Pasaron varios minutos para que las palabras volvieran a salir de mi boca, dije que te amaba y tú sonreíste, igual como sonreías siempre… Pero no lo entendías, no hablaba de ese amor que solíamos tener, te estaba hablando del amor que yo sentía por ti. Ese amor que tantos dolores de cabeza me había dado, que me hacía querer volverme mejor para ti. Cuando por fin entendiste de lo que hablaba tu sonrisa se fue, tu piel se volvió fría y normales tus saludos…

Me despido diciendo que aunque ella afirma seguir siendo la misma de siempre yo no le creo, Pues aún estoy en busca de esa sonrisa con la que ella solía sonreírme… Quizás debí obedecer al viento y esperar que ella misma saliera de su casa y no haber forzado su salida. Son las consecuencias de arriesgarse por amor… Puedes quedar devastado y cuando despiertes te darás cuenta que nada volverá a ser como lo fue antes.

 

Corazón recluso

 

Una condena por amar…

 

Sentimientos entristecidos debajo de aquel árbol desnudo. Por qué el amar nos vuelve tan egoísta… Pensar solo en cultivar ese amor sin importar las consecuencias, las personas que dejamos a un lado. Los corazones se tornan presos del amor, aunque dicho amor también nos hace libre.

Es extraño, casi no entiendo.

 

Ser libres dentro de un mundo ficticio que nos atrapa. Como colocar un pájaro dentro de una enorme jaula y pensar que puede ser feliz debido al gran espacio que posee, sin saber que crecerá y pronto ese enorme lugar le volverá tan pequeño que este pobre pájaro no podrá elevar nunca más su hermoso vuelo.

 

Me despido diciendo que el amor es extraño, aun no me acostumbro. Trae felicidad y desconcierto, trae pasión y soledad. Es una mezcla equilibrada entre hielo y fuego.

Quizás esa es la esencia del amor… Hacernos creer que somos libres, cuando realmente estamos cautivos.

De regreso

De regreso a casa… Quizás el viaje si genere cambio en las personas.

 

De regreso a mi antigua cueva. Mi santuario desdichado, el mismo aroma del desamor tras haber cortado con el amor. La misma mezcla de agónica y felicidad. Todo sigue igual y a su vez todo es distinto, el ojo humano y sus repentinas manera de ver.

Se puede decir que en mi ausencia termine de afirmar lo que en mi anterior se venía cocinando, ese deseo, esa anhelo de volver a escribir y… lo he logrado, he vuelto a hacerlo y el efecto sigue siendo el mismo, las palabras siguen siendo imperfectas, los sentimientos como siempre incomprensibles. Todo esto. Una forma de descifrar porque ese viejo árbol desnudo sigue aun con, por qué no se ha entregado a la muerte, que lo mantiene vivo. Si carece de belleza, no da sombra, ni frutos… Por qué quiere seguir viviendo… Por qué se aferra tanto a la vida.

Quizás su raíz es tan profunda que le da esperanza de creer en algún milagro que lo levante, que lo vista de nuevo, que le regrese su grandeza y lo eleve tan alto que pueda contener las nubes entre sus hojas.

Me despido felizmente entristecido. Buscando el equilibrio perfecto entre el ser feliz y dejar de soñar tanto. Traigo noticias nuevas, me he enamorado y… Lo he hecho de una damisela perfecta. Como si la hubieran sacado del mejor libro que se haya escrito en este mundo. Ahora queda de mi parte escribir una historia digna de ella, de su belleza y de esa noble grandeza que me ha cautivado. No es por presumir pero su sonrisa lo tiene todo. Deben verle sonreír para que sepan a lo que me refiero. Un saludo a todos. Por ultimo digo que es gratificante el regresar al hogar.