Palabras Mudas

 Me gustaría poder decirte todo lo que siento, asume que te amo por encima de todo aunque a veces lo dudes.

 

 No fue suerte, no hubo magia, ni profecía alguna. Sencillamente era inevitable no conocernos. Me gustaría pensar que podemos estar juntos, sin importar las reglas, normas y todo lo que se ha creado para saquear al amor verdadero, ese amor que nace sin ser esperado, pero que cuando llega cambia nuestra vida.

 

Nada fue tu culpa amor.

 

Amaba planificar mis tantos futuros a tu lado, pero este que me ha tocado vivir nunca estuvo entre esos que tanto soñé. Sé que me he equivocado tantas veces que aceptaría que te fueras, aunque no quiero que lo hagas. Nos volvimos fuertes juntos, afrontando tantos problemas que ahora es duro pensar que estaremos tan cerca y no volverás a escucharme nunca.

 

No llores no voy a dejarte sola ¿me oyes?

 

No puedo salir de todo esto que se me ha venido encima, todo sea nublado y tú que eras mi pedazo de sol ya no estas, o bueno estas pero en tu estado ausente. No sé qué pasa, no sé dónde estoy, creo que me he quedado solo y comienzo a dudar de quien soy.

 

Me despido diciendo que te intente escribirte una carta, una bonita y clara, donde aclaraba todo lo malo de nuestra historia. Pero mejor no, creo que es bonito recordarte por todo las cosas bonitas que vivimos y espero que al pensar en mí recuerdes lo mucho que te amé.

 

Hay lluvia en el arcén y el tiempo se ha parado no veo mi reflejo pero si imágenes que han pasado.

Anuncios

Como el color de la sangre

 

 Mi guitarra conecta con mí ser y despierta aquellos sentimientos que estaban dormidos…

 

Cada sentimiento de mi hacía ti era tan cierto como lo era tu corazón. Se dice que ya no quieres volver, aunque ayer estuvimos hablando y te confesé que jamás podre olvidarme de tus ojos, ya que de niños lo he visto cuando corríamos hacia la luna todas las noches, luego de haber crecido olvidamos esas costumbres que tanta felicidad nos dieron.

Siempre intente protegerte de la tormenta fuerte, jamás caí en cuenta  de que tu verdadera debilidad eran las mansas lloviznas.

 

Aunque lejos te hayas ido, y tu amor se disipe en el camino, siempre mi amor te estará esperando a mitad del camino para revivirlo, luchando siempre a tu favor. Aunque niegues que me conociste y que mi existencia en ti causa una gran alegría, Igual lo que siento por ti es tan grande que el lucero más hermoso del cielo se alumbrara diciéndote que yo te sigo esperando, Que soy tan cierto como de alguna manera lo es tu corazón, aunque intentes con tantas ganas hacerlo cambiar de dirección.

Como el color de la sangre, ese color que cuando estaba a tu lado se ruborizaba, haciéndome comprender que seguía con vida, es más, me decía que cuando yo estaba contigo, mi vida cobraba corajes.

 

Si acaso no se te ocurre regresar, espero que no olvide que siempre yo te amé. Que mi vida yo entregaría por ti las veces que fueras necesarias y callaría por este amor que tengo hacia ti. Me despojo del reino de mi padre y voy tras tus pasos, tras ese amor puro que sé que eres capaz de entregar. No hay  que temer, aunque la noche se torne oscura yo siempre seré tu luz, tu norte, tu guía. Aunque te sientas solas me inventare diez mil planes para abrazarte, aquí estaré siempre contigo. Así que si decides volver quiero que sepas que me encontraras igual que siempre, que mi amor te sigue esperando.

 

Me despido diciendo que mi amor se vuelve incansable cuando se trata de ti. Si no me crees, recuerda que solo debes mirar hacia el cielo y veras como brilla ese hermoso lucero…

 

 

Una vida contigo

 Nada sería más grandioso que estar toda una vida a tu lado.

 

Una historia pequeña, quizás desde hace algunos meses. Pero que en su brevedad, ha tenido más peso que ese montón de largas historias.

Es como si ella fue enviada por el creador a cumplir una misión, esa misión consistía en hacerme feliz… Pero, jamás pensé que algo así podría lograrse con tanta facilidad, me explico, un sonrisa de ella es suficiente para permanecer feliz todo un día, hasta soñando me encuentro con el recuerdo de ella donde sonríe y eso basta para despertar sabiendo que he tenido el mejor sueño de mi vida.

 

Sublime manera de conquistarme.

 

Ella tiene todo lo que una vez escribí en la última hoja de mi libreta, pensando en querer encontrarme algún día con una persona así, ahora que la he encontrado, no quisiera que ella jamás me dejara. Mi vida ya lleva cierto recorrido, pero es innegable que ella cómodamente marco un antes y después en mí sin necesidad de hacer mucho, solamente le basto con ser simplemente ella.

Su toque, sus palabras, su esencia.

Me despido diciendo algo como siempre, en esta ocasión es que el amor actúa de forma independiente, así que es mejor dejar de resistirse, porque tarde o temprano te sorprenderá de la manera más cruel y apasionada de todas.

Solo te quedara aceptar que te has enamorado.

Escondí un sentimiento

 

Escondí un sentimiento convenciéndome que podía vivir sin él.

 Escondí una pieza defectuosa que hacia dañar al resto. Una pieza que afectaba la maquina completa. Una razón que confundía a las otras razones. Una caricia que resollaba por largo tiempo. Escondí un sentimiento deliberando en que era lo mejor, lo más prudente, solo espero haberlo escondido tan bien que ni yo recuerde donde se encuentra.

Crees que todo marchara bien a partir de ahora y en ese mismo instante todo se vuelve peor que al comienzo. ¿Confuso? 

Escondí un sentimiento en la plena noche, aprovechando que dormías y no notarías su ausencia. Lo escondí justo al desecho de todos esos recuerdos y sueños que nunca vivimos. Solo espero haberlo escondido tan bien que ni yo recuerde donde se encuentra… Esta vez tu voz no dará con él, esta vez tus caricias no conseguirán acercarte a él. Ja, esta vez ni tus besos servirán para dar con el objetivo. Recuerda que esta vez ni yo sé dónde lo he escondido o bueno, espero olvidarlo pronto.

Puedes revisar en esa joven repisa donde solíamos guardar todo lo que era nuestro… Ni allí estará.

Escondí un sentimiento que me hacía más mal que bien tenerlo. Aunque los momentos donde me hacía sentirme dichoso eran grandiosos… Pero las veces donde me hacía sentirme tan miserable eran destructivos, por eso debía esconderlo, por mi mejora y la tuya también, por romper con mi cautividad y dar con tu libertad.

Quizás lo que más te duela, es que yo haya escondido justamente a ese sentimiento que era tu favorito, ese con el te daba la autoridad de hacer conmigo lo que te viniera en gana. Ese sentimiento que me hacía tan tuyo mientras tu no estabas ni cerca de volverte tan mía.

Me despido recordándote que esta vez ni yo sé el paradero de ese sentimiento, una lástima, se lo mucho que te gustaba poseerlo. Solo espero que la noche no te cuente lo que realmente paso.

Una luna distinta

 Dicen que la luna es quién vigila  las noches… Pienso que la luna es más una reina que una vigilante.

Inspirado en tu puro y noble brillo he escrito sobre un viejo papel, guardándolo en una botella y arrojándolo al mar. Lo hice porque desde la orilla puedo verte directamente a tu cara, como si estuvieras detrás del mar y no en el cielo. Entonces si esta botella recorre este mar llegaría directo a tus manos y así podrías leerme.

Noto que esta noche luces distinta. Como con más vida y brillo que antes.

Quisiera tanto poder entonar bien y que se escuchara agradable, así aparte de recitarte sino que también podría cantarte y hacerte sonrojar, que sería como provocar un eclipse sin necesidad del sol.

Me despido mirando tus cambios, tus tantas facetas y curiosamente me encantan todas y cada una de ellas… Mi reina.

Me gustaría escribir

 Me gustaría escribir sobre las cosas bonitas que trae consigo la vida…

 

Me gustaría escribir sobre los buenos sentimientos, sin importar cual escasos estén en estos tiempos. Me gustaría escribir sobre tus besos, aun sin tener idea de cómo son o que sabor tienen. Me gustaría escribir para los corazones solitarios, convirtiéndome en su compañía favorita.

Me gustaría escribir sobre todo lo hermoso y apasionado que trae el vivir…

Me gustaría escribir con sentimientos variados con el fin que pueda leerme todas las personas y se sientan identificado. Me gustaría escribir para ti en ese momento preciso donde mis palabras causen el impacto necesario para hacerte nuevamente feliz. Me gustaría escribir sobre lo bien que se siente que tu estés aquí conmigo, aunque aún no hayas regresado de ese último viaje.

Me gustaría escribir sobre la vida y sobre tus hermosos ojos, porque es a través  de ellos que puedo ver mejor todas las cosas.

 

Me gustaría escribir con todos los signos requeridos pero siempre olvido donde colocarlos… ¿Puedes leerlo y darle usted misma las pausas necesarias? Me gustaría escribir con el corazón más que con las manos, bueno creo que eso ya lo hago, solo me gustaría que de igual forma me leyera usted, Con el corazón más que con la razón de esa forma crearíamos un vínculo eterno.

 

Me gustaría escribir siempre para la luna porque ella siempre ha estado conmigo noche tras noches, aun cuando no aparezca en el cielo, ella me pasa un whatsapp diciéndome que aunque yo no la pueda ver, ella si lo hace y me sigue cuidando, que está pendiente de mí. Mis metáforas son como tus besos… Inimaginables, debes vivirlas para entenderlas.

Me gustaría escribir para siempre sobre la vida y todo lo que acarrea amar.

 

Me despido escribiendo, nada me gusta más… Bueno miras tus ojos quizás, cuando sonríes iluminas hasta el último escondite de mi ser. ¡GRACIAS!