Desastre

 Ahora mismo solo puedo decir que soy un desastre.

 

¿Puede uno soñar? En algunos casos los sueños se ven limitados. En otros, se ven descontrolados… Tantos sueños intentando vivir al mismo tiempo, tantos corazones aferrándose a ellos y estas noches cambiantes de ánimos  que lo terminan complican todo.

 

¿Podemos irnos lejos?

 

Escápate conmigo donde la reglas sean quebrantables, donde la forma de vivir la impongamos nosotros, donde la única limitación sea la de amar de verdad a una sola persona y que esa persona te amé con la misma fuerza con la que tú la amas.

 

Pero, ¿y si rompemos las reglas?…

 

Reglas que te limitan, reglas que te vuelven diminuto. Reglas que causan insomnios en las noches serenas que se hicieron para descansar y no para matarse pensando en lo bonito que fueran las cosas vividas de otro punto de vista, un punto de vista tan diferente que quizás lo único que la gente pueda recordar de ti sea tu nombre. Rompamos cada uno de esas reglas, pero hagámoslo de frente, como quien no tiene nada que perder, pues ya se han encargado de quitarte todo lo que pudo alguna vez  soñar tener.

Me despido diciendo que los desastres cambian las cosas, que las personas con una visión distinta es importante para ayudar a los que casi no pueden ver.

 

Que los divergentes son necesarios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s