Veintidós

 Un nuevo capítulo.

 

Veintidós motivos para volver a sonreír y veintidós más para seguir sonriendo. Veintidós historias para escribir y veintidós títulos para prescindir. Veintidós palabras para decir y una sola para definir. Veintidós abrazos que recibir aquí entre los cuales solo veinte espero que vengan de ti. Veintidós manera de ver la vida pero me quedo con mi manera de verte a ti. Veintidós besos para enviar y solo uno de tu boca para esta noche sellar. Veintidós amistades que recordar pero solo una en la cual ponerse a pensar. Veintidós son los años que tiene recorrido ya mi corazón pero entre los cuales este nuevo año será el mejor.

 

Una nueva historia.

 

Me gustaría agradecerles  a todos ustedes que me leen, desde el más chico hasta el más viejo. Gracias por tomarse el tiempo de prestar atención a las tantas locuras que suelo escribir, como la vez que dije que lo nuestro seria infinito y luego al día siguiente escribí acerca de abandonar lo que uno más ama. Gracias por no enloquecer conmigo, pero gracias por respetar mi locura. Me gustaría que sigamos juntos por otro buen rato más, prometo seguir escribiendo para usted que me sigue leyendo.

Hoy me he vuelto un poco más viejo, aunque en mi casa los años parecen no pasar, mi mente si almacena todo lo que he vivido hasta ahora, preparado para todo lo que se avecine, siempre con mis palabras precisas, con mi humor negro que tanta felicidad les ha traído y mis múltiples facetas que tantas guerras les ha dado. Gracias por sonreír para mí cuando sostengo mi cámara, gracias por responderme cuando necesito hablar con alguien, gracias por leerme cuando necesito diversas críticas y opiniones, en pocas palabras gracias por estar siempre presentes.

 

La misma forma de despedirse.

 

Me despido diciendo que la felicidad se esconde en esos pequeños detalles, yo he aprendido a encontrarla allí y aquí entre nosotros, ¡es asombroso tenerla!

¡Veintidós años! ¡A los veinticinco me caso!… o quizás no…

Anuncios

2 Replies to “Veintidós”

  1. Veintidós, un hermoso número. Decimos en Uruguay, “los dos patitos”.
    A esa edad tuve mi primera novia.
    A esa edad, un amigo se enteró de que iba a ser padre.
    A esa edad, todo el mundo está por delante, toda la vida por vivir.
    Yo ya pasé “dos veces veintidós”, y te digo: vale la pena volver a pasar varias veces por ese número.
    Un gran abrazo y ¡arriba!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s