La muñeca y el súper amigo

 

Un relato de una trágica y bonita historia.

 

Primeramente les hablare de ella. La muñeca, personaje principal en esta historia, mujer inteligente, muy decidida, atenta con sus deberes y con un amor incondicional para con sus grandes amigos. Ahora hablemos del súper amigo, joven solitario pero con un gran espíritu ayudador, le apasiona el arte y vive divagando por él. Se conocieron en secundaria, el súper amigo era el mejor amigo del novio de la muñeca. Ellos dos (el súper amigo y la muñeca) nunca hablaban, de broma uno que otro saludo cordial, ella pasaba a visitar a su novio al aula donde estudiaban también el súper amigo y este salía de ella para no estar de cómo decirlo de “lamparita”.

 

Hasta ahora todo va bien, quizás cueste entender a qué viene este escrito ¿verdad? Sencillo, iré justo a ese momento donde la mirada del súper amigo se clavó en de la hermosa muñeca… provocando una gran silencio en ese lugar, aunque sus miradas se decían mucho. Con el paso del tiempo la muñeca termino con su novio, estaba sola, mientras que el súper amigo había permanecido todo ese tiempo solo, comenzaron a hablar un poco más seguido, todo tipo de conversaciones, se comenzaron a conocer mejor, el súper amigo descubrió que la muñeca amaba leer y la muñeca comenzó a entender un poco mejor a este joven solitario. Todo esto llevo al nacimiento de una bonita amistad.

 

Una historia que pintaba para ser eterna.

 

Eran el complemento perfecto, él era callado y observador, ella más sociales, alegre y divertida que él. Lo que le faltaba a uno le sobraba a otro. Comenzaron a verse de una manera distinta, algo más allá de unas miradas normales, sus ojos se comunicaban más que cualquier palabra dicha por ambos.

Él amaba mirarla y ella se sonrojaba cuando sentía como la mirada de él se posaba sobre ella.

 

Te ame

Sin el entendimiento

Lo hice con el corazón

De: Súper Amigo

Para: La muñeca

 

Unos besos que el tiempo no podrá nunca borrar

 

Una tarde de un mes que ya no alcanzo a recordar, ellos se citaron, se vieron en una vieja banca, en un lugar que no alcanzo a detallar. Solo sé que al cabo del minuto de haber llegado, él busco acercarse a sus perfecto labios (Cuando hablo de labios perfectos, créanme que como los de ella no hay en este mundo) Ella no lo esquivo, más bien le termino de mostrar el camino hacia sus labios nuevamente resaltados como labios perfectos. Con cada beso que terminaba nacía entre ambos una ansias enorme de volver a besarse, así transcurrieron los minutos, entre besos y ese silencio inexplicable que había inundado ese lugar. Puedo durar toda la vida escribiéndole acerca de los sentimientos, emociones, deseos y pasiones que esos besos provocaron en ellos… al finalizar del extendido último beso, ambos se miraron fijamente, pero él no dijo nada y ella tampoco, ambos guardaron silencios, aun ellos no eran  pareja cuando esto ocurrió y ambos pensaron que estos besos no significaba más que un: Eres la persona con la que quisiera estar siempre, ¡Te amo!… pero ninguno de los dos tuvo el suficiente coraje de decirlo, ambos tenían estas palabras al borde de su lengua, más no tuvieron el valor de decirlas.

 

El final de una historia que nunca termino de empezar.

 

Se volvieron distantes, ella olvido ya esos besos, pese a que le dijo que nunca nadie la había besado de esa forma, él por otro lado pasa algunas noches pensando en esos besos y en cómo fue tan feliz, esos besos donde sus manos no tuvieron lugar, solo fueron sus labios y ese gran corazón que moría por ella.

 

Pasaron los años, aun poseen eso que siempre hubo entre ellos, eso que la mayoría llama amistad. Ella volvió a enamorarse, pera esta vez no cometió el error de callar las cosas, su felicidad va en aumento y eso es algo que a todos nos hace feliz, debido a que ella es una grandiosa mujer. Por otro lado el súper amigo dejo de ser súper amigo y se convirtió en solamente amigo. Se encontró con su nuevo amor, la escritura, el contar historias, el transmitir sus sentimientos atreves del papel, si quieres saber más de él solo debes buscar sus escritos, allí deja plasmado cada sentimiento, cada vivencia, cada amor y desamor vivido. Uno de esos sentimientos fue y siempre será en como un amor que parecía indetenible, fue detenido por ellos mismo, más por él, fue quien guardo más silencio, quien cometió más errores  hasta el punto de dañar el amor que ella algún día le tuvo.

 

Escribiré

Para ti

Las veces que sean necesarias

 

 

Me despido diciendo que hay amores que en su envoltura dicen que son para toda la vida, no por eso debes confiarte, ya que pueden terminarse venciendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s