Lagrimas moradas

 Tras el cristal las lágrimas se tornan moradas.

 

Yo siempre pensaba que tendría para siempre ese apoyo que me brindabas, cuando las lluvias aun eran de cristal y en las calles las nubes acobijaban al cielo. Solo algunas veces lo que tanto uno desea tener se queda con uno para siempre, la mayoría de veces se termina perdiendo.

Una mañana note que la lluvia tenía un color distinto, único, era el color que la definía a ella, en ese momento comprendí que ella se había marchado y que me había regalado esta lluvia para que la recordara, sabia que se emprendió en unos de esos viajes donde son pocos los que regresan y si regresan lo hacen siendo otras personas.

Grandes amigos que se esconden cuando comienza la lluvia y tú sigues por esas calles donde las nubes han dejado de abrazar al cielo y tu corazón comienza a descomponerse, lanzando recuerdos cristalinos manchados por esta lluvia morada.

Es tan especial esta nueva lluvia que me hace recordar cuando te parabas a mi lado y juntos mirábamos al cielo, queriendo fotografiarlo para llevarlo siempre con nosotros. Lo que tú aun no comprendes es que yo no fotografiaba al cielo, yo te tomaba esas fotos a ti, para llevarte siempre conmigo.

 

Me despido diciendo que para avanzar a veces se debe despojar de todo aquello que te hace detener, por eso aunque me gustaba ver contigo el cielo sabía que era hacia esa cima que debía llegar. 

 

Anuncios

One Reply to “Lagrimas moradas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s