Lo visible

Su mirada y esa sonrisa.

 

Una noche ella llego a mi alcoba y con lo que me gusta a mí que ella llegue. La mire por lo menos unas dos mil veces y seguía con el mismo deseo de mirarla.

 

Entre su seductora mirada y su sonrisa enigmática quede atrapado en su misterio, en su mundo. El tiempo se descontrolaba, el sonido que percibía era distorsionado, lo único que veía con claridad eran su mirada persistente y esa sutil técnica de sonreírme mientras se acercaba más a mí.

Diría que solo su presencia bastaba para volverme vulnerable. Pero nada me gustaba más que verla. Eso me convierte en un vulnerable masoquista. 

Antes de que todo su mundo se apoderara de mi mundo, yo la veía a ella lo lejos, a penas y alcanzaba a percibir su mirada  a la distancia, el viento era quien traía el olor de su perfume hacia mí, Todo comenzó así, hasta que esa distancia se transformo en cercanía, comenzando a notar su mirada con más claridad, aunque la claridad en su mirada hacia que mi razón se nublara.

Claro que la estocada final me la dio su enigmática sonrisa.

 

Me despido diciendo que su mirada es inigualable.

La princesa Diana  

 

No es esa Diana que piensas, es mi amiga Diana, que también es una princesa.
Ella es la mezcla equilibrada de frío e invierno juntos. Difícil de descifrar como toda mujer, por eso cuando la veo sonreír, me cuesta trabajo creer que tan bonita sonrisa salga de ese mundo tan congelado y a su vez me magnetiza puesto que su sonrisa es hermosamente cálida, te hace entrar en confianza con facilidad.

 

Ella calla tantas cosas que intentar conocerla en su totalidad es imposible. 

 

Me gustaría tanto hacerle ver que el amor no es malo y sentirlo es una gran dicha, pese a que nos volvemos vulnerable, unos despistados y algunas veces descuidamos muchas cosas. Pero el sentir ese amor abrazador es una experiencia irremplazable. Por eso sería bonito que ella se animara a creer de nuevo en el amor y estoy seguro que ese amor la sorprenderá tanto que hará de su invierno, la primavera más hermosa que ella pueda imaginar, donde sus sentimientos renazcan con el brillo en los ojos de esa persona especial y que su mirada ella encontrara esos te amo que van directo al corazón, llenándola de nervios, de dicha y de esas mariposas de las que todos hablan, esas que al sentirlas te hace que tu razón se nuble y los sentimientos tomen el mando, haciendo de ese momento el más deseado y perfecto.

 

Me despido diciendo que en ella se observa lo bonito del invierno, porque es como una rosa congelada, que solo necesita los brazos correctos para volver a creer, volver a vivir.

Aventurero

 

 Dejare la cobardía, afilare todas mis armas y luego iré a todas por ti.

Es hora de dejar a un lado el manso cordero que te sigue esperando y comenzar a ser el lobo que saldrá solitario a cazarte. El amor no tocara nunca a tu puerta, ni en los mejores programas ocurre tal cosa. La única forma de conseguirlo es cazarlo, salir de aventurero en su búsqueda.

Una nueva aventura nos demanda el alojar nuevos sentimientos.

Lo pasado ha quedado atrás, aunque las decepciones se peguen a nuestro ser e intentan suprimir todo sentimiento que nos guía hacia el camino a enamorarnos, por eso debes despegarlas de ti. Piensa que con cada amanecer se renueva la oportunidad de ser feliz, sin tener que aceptar las migajas de amor a las que tanto te aferras, sin esperar que llegue el día que se acuerden de ti. Conseguir un amor de verdad, que sea real, que puedas decir que es tuyo y de nadie más. Pero todo eso se logra volviéndose un aventurero.

 

Me despido diciendo que la vida es una aventura y cada día se abre un nuevo capítulo en ella. Tú decides como vivirla, yo no puedo decidir por ti, aunque solo como consejo… Aventúrate de lleno en el amor, hasta dar con ese amor correcto, con ese amor que crees que mereces y te haga realmente feliz.

Aunque no sea yo

Puede que no sea esa persona la cual quisiera leer.

 Puedo decir que tus ojos claros me matan, aunque no sea a mí a quien miras. Que esa sonrisa me alegra hasta el último lugar triste de mí ser, aunque no sea yo precisamente quien la provoque.

Hasta puedo contarte que en mis noches pienso en ti, aunque no sea ese tipo de pensamiento unánimes donde dos se unen enlazándose en esos pensamientos y la luna crea un puente que conecta a ambos, más bien son ese tipo de pensamientos solitarios de alguien que te piensa en esas noches con fríos, sabiendo que en ti no encontrara abrigo.

 

Mi estrategia es

Que un día cualquiera

No sé cómo ni sé

Con qué pretexto

Por fin me necesites.

Mario Benedetti

 

Te escribo desde la base de mis sentimientos, aunque no sea yo esa persona que te gustaría amar, sé que puedo llegar a ser ese alguien que ames leer. Una cosa lleva a la otra y en un momento inesperado comenzaras a necesitar de mis escritos y querer saber más del escritor.

Mi forma de soñar es así de osada como el viento que pasa por debajo del vestido de aquella hermosa doncella.

Aunque no sea yo a quien beses, quien se quede con tus caricias, ese por quien tanto te desvelas, esa persona que descoloca tu corazón de un salto. Estoy completamente seguro que seré ese a quien lees antes de dormir.

 

Me despido diciendo… creo que ya lo he dicho todo.

En esta no

Puede que en nuestra próxima vida sea tu cara la que busque.

 

Me gustaría cambiar las cosa incambiables, dictar las leyes que anulen todas las otras leyes.

Que en esta vida tú me quieras y que yo también pueda quererte.

Regreso llenos de enigmas atrapantes, preguntas retoricas de un cuento que antes cantaban. Se intentaron unir, se acercaron, cruzaron sus manos y hasta cerraron sus ojos… pero sus labios jamás se toparon.

En esta no.

Él lo intento y ella cedió un poco. Pero el destino ya habría sellado sus vidas en esta no tendrían ningún momento donde ellos pudieran ser completamente felices, porque su felicidad era aun a medias. Les queda su amistad y ese deseo que se incrusta entre ambos creando en las miradas un fuego que jamás podrá ser apagado, luego un sentimiento de injusticia que les arrebatara sus sonrisas y por ultimo ese maldito desamor que llevaran por siempre entre sus pechos.

Dejaron de intentarlo.

 

Dejaron de intentarlo. Ella oculto su sonrisa y él dejo de buscar hacerla reír, ella se alejaba de él cuando estaban a solas por miedo a que los recuerdos le hicieran cometer errores y ese tipo de errores que al rato los destrozarían por completo. Guardaron sus besos para quien fuera que el destino pusiera al frente de ellos, sus caricias, sus te amos todo esta a la espera de esa persona que les haya preparado la vida. Dejaron de intentarlo.

Así muere un amor que nunca aprendió a volar, quizás por miedo… por no arriesgar o hasta por ese temor de quedarse sin eso que hoy llaman amistad.

 

Me despido diciendo que así de confuso es el amor en las manos equivocadas. Se culpa al destino cuando muchas veces la culpa es de nosotros, porque es en nuestras manos donde reposa ese amor, pero nosotros siempre buscamos ese amor del cual nos creemos merecedores… y muchas veces en esa búsqueda una parte si está de acuerdo, mientras que la otra se vuelve renuente.

Una lástima porque realmente amar y ser amado es como un tanque de oxígeno en un mundo donde el aire comienza a escasear.

Nueva historia

 

 Todos dicen que has cambiado.

 

Me llegan cuentos, historias, anécdotas  de que has cambiado. Dicen que te has vuelto fría debido a que cuando estuviste en tu apogeo de primavera, el invierno se fue clavando sobre tus hermosas flores, haciendo de tu primavera el más hermoso de los inviernos, porque dicen que hasta el invierno en ti se ve tentador.

 

Todos dicen que has abandonados tus costumbres.

 

Me llegan relatos de que has dejado a un lado todo aquello que alguna vez ame de ti, tu sonrisa visiblemente perfecta, esa que me hacía perder la razón. Ahora pocas veces sonríes y cuando lo haces tu sonrisa ya no dice nada. Me gustaría raptarte por un instante y llevarte por aquellas calles donde transitábamos agarrados de la mano, donde en casi todo el trayecto tu sonrisa nunca se ocultaba.

 

Dicen que las decepciones fueron las culpables de todo esto.

 

Me llegaron algunos recuerdos de cuando abriste tu corazón por primera vez y el imbécil no supo corresponderte, aunque se la pasaba diciéndoles a todos que te amaba, que le encantabas, pero por cosas del destino ese amor que había entre ustedes no termino de florecer, al contrario se quemó como aquella bella flor en el desierto, flor como ninguna otra, pero que tuvo ese mismo final trágico que todas las demás flores. Aunque aquel joven se vive lamentando de las malas decisiones que ha tomado, él sabe que no hay forma de hacerte volver, de que vuelvas a creer en el amor, de que tu sonrisa retome esas palabras que todos quisieran volverá a escuchar aunque sea solo una vez más.

 

Para mí no es un problema amarte con tu frio invierno incluido. Esa siempre fue mi estación favorita.

 

Me despido diciendo que las decepciones, los desamores y todo aquello que daña a los corazones, deberían dejar de existir, antes que el abrazador invierno se adueñe de todos nosotros y el amor se termine muriendo de frío.

 

 

 

 

 

Un último café por favor

 

 Un último encuentro donde dos mundos tan desiguales se hicieron extremadamente compatibles.

 

La mañana comenzaba con aroma a despedida, pero ese tipo de despedida que trae en sus manos alegría. Cosas nuevas se dejan ver a la distancia.

 

Uno nunca se siente preparado para ver la ida de tu mejor amistad. Ese hermano que guerreaba siempre a tu lado, pero que ahora le toca otras guerras lejos de ti. 

 

Un viaje juntos, una distancia que de apoco se hacía inalcanzable. Reímos como siempre, bromeamos como de costumbres, las ocurrencias salían espontáneamente como siempre, conocimos a un portugués que vendía Jugo Di’ naranja. Luego de dar tantas vueltas y de esquivar a tantas personas, paramos donde siempre, esa cafetería un tanto extraña, con una música bastante mala. Tuvimos que tomar un café diferente al que siempre acostumbrábamos y era insólito ya que ese era el último café  que quizás compartiríamos juntos en esa cafetería. Tres cucharadas de azúcar como siempre, aunque siguió igual de amargo.

 

Ultima mesa de dialogo, ideas, proyectos y ese nudo que te amarra las palabras.

 

Comencé a recordar la primera vez que nos conocimos y como nuestra amistad paso a ser de unos simples amigos a un hermandad inquebrantable. Supe cosas de ti y jamás te juzgue, siempre tuviste mi apoyo en cada proyecto, en cada meta trazada y cumplida. De igual manera tú siempre fuiste leal conmigo, tus consejos fueron clave para enderezar mi rumbo. Me ayudaste en todo lo que pudiste y hoy te lo agradezco, siempre fuimos un par de genios que amaban trabajar desde las sombras. Estuvimos juntos en cada batalla y en cada prueba, hasta cuando nos tocaba investigar a nuestras propias amistades, quizás solo nos faltó estar un más en las celebraciones y triunfos, pero no era necesario para saber que ambos estábamos felices por el otro.

 

Hoy fue una gran mañana, aunque el viento sopla aire de despedida, estoy tranquilo, nuestra amistad nacional ahora será volverá internacional. Cp’ siempre contara con el Lb’ aquí, allá, hasta en la mismísima luna nuestro lazo de amistad no lo detiene nada ni nadie.

Me siento feliz por ti mi hermano. Mi mejor amigo en toda la vida. Mi Jacinto querido.

Mucho éxito, mucha dedicación como siempre y espero que logres terminar de encontrar ese camino que tanto has deseado hallar, ese camino donde puedas ser libre completamente, sin atadura alguna, sin reclamos, sin fingir nada más. Donde puedas expresar con rebeldía ese amor verdadero que sientes, donde seas simplemente tú.

 

¡Parce te quiero! Sé que está de más decirlo, pero creo que hoy es necesario hacerlo. Quise editar una foto de ambos pero extrañamente no tenemos fotos jaja, creo que así ha sido nuestra amistad siempre, extraña, desde las sombras hemos sido más felices. Haciendo de esos escasos momentos monumentos digno de ser recordados por la eternidad.

 

Me despido expresando GRATITUD.

Gracias por tanto mi hermano. Excelente viaje y que tu vuelvo nunca aterrice

(Literalmente hablando, porque sí, tu vuelo obvio que debe aterrizar, pero espero que lo haga  en ese lugar que tanto desees encontrar)

 Puede que falte a la despedida, si lo hago no me odies por favor. 

 

 

 

 

Hoy vengo con mi guitarra en mano

Hoy vengo con mi guitarra en mano con el fin de canalizar cada sentimiento y convertirlos en una hermosa canción de esas que tanto deseas oír. Comienzo con un acorde menor de esos que se perciben de manera tristes, pero que son los primeros en abrazarte sin discriminación alguna.

 

Hoy vengo con mi guitarra en mano aunque está un poco desafinada, tuve que hacerlo porque así están mis sentimientos, desafinados… y en la música lo más importante es la armonía. He pasado a un acorde mayor pero que arrastra con la tristeza del aquel acorde menor.

 

Disculpen se ha roto una cuerda.

 

Hoy vengo con mi guitarra en mano y aunque ha perdido una cuerda aun me quedan cinco para seguir ahogando mis penas y desempolvando mis sentimientos, claro que esa cuerda que he perdido era mi favorita y aunque las otras cinco se esmeren en cubrir su ausencia, se sigue notando ese vacío que se ha creado en cada cambio de acorde. He pasado a un acorde aumentado no me pregunten con qué fin he hecho eso.

Hoy vengo con mi guitarra en mano pero he notado que tu ventana está cerrada, hace frio en calle y el silencio se ha apoderado de mis melodías, intente gritar, pero mi grito se lo comió el viento. Creo que lo mejor es irme y regresar mañana, ya no sé qué acorde estoy haciendo, solo sé que suena perfecto para esta ocasión.

 

Me despido diciendo que la luna ahora se ha vuelto gigante, pero ya dejo de mirarme. Solo espero que todo esté bien con ella. Últimamente nada me sale bien.

Vuelve

Vuelve a ser feliz.

 

Vuelve con cada complejo que aquí tengo las herramientas necesarias para que los destruyamos todos. Vuelve con tu serenidad que traigo suficiente rebeldía para los dos. No te preocupes por nada más, de todo eso me encargo yo, solo preocúpate en volver.

 

Vuelve con tus noches de insomnio que tengo bastante café y un sinfín de escritos para leerte hasta que consigas dormirte. Vuelve con esas mañanas alegres que tanto nos gustan a ambos. Vuelve con tus miedos que te daré coraje para que los venzas. No te preocupes por nada más, de todo eso me encargo yo, solo preocúpate en volver.

 

Vuelve con tus melodías frescas que aquí tienes un par de oídos que desean escucharte en todo momento. Vuelve con tu fragilidad que en mis manos estarás siempre segura. Vuelve con tu mirada que tanto evade que seguiré buscando la manera de encontrarme con ella y lograr hacerla reír de nuevo. No te preocupes por nada más, de todo eso me encargo yo, solo preocúpate en volver.

 

Vuélvete

A ese lugar donde

ERES AMADA

 

Me despido diciendo que me gustaría levantarme una mañana y encontrarme con la noticia de tu regreso, y tranquila que entre los dos podemos superar cualquier adversidad. Solo vuelve.

Miedos

Un miedo, una barrera, eso que te limita.

 

Comencemos siendo sinceros, todos hemos sentido miedo alguna vez en nuestra vida. Hemos experimentado lo que es estar bajo esa influencia, aquello que hace que perdamos la confianza en nosotros y nos escondamos, tras una máscara, una personalidad diferente, una persona, un amor, un escondite creado para una sola persona. Perdemos el tiempo mirando la montaña desde abajo, esa montaña que deseamos con todo el corazón escalar, pero no, no lo hacemos, preferimos verla desde el suelo que intentar escalarla, solo por ese miedo que nos hace creer que no somos lo suficientemente bueno para llegar a la cima.

 

Un martillo + Un inmenso coraje seria la combinación perfecta para derribar esos muros.

 

Aceptarnos como somos, saber que cometeremos errores, pero aun así tener confianza en nosotros e intentarlo, son los pasos fundamentales para armarnos de valor y comenzar a escalar esa gran montaña, quizás al principio habrán amigo que nos dirán que no podemos lograrlo porque ellos no pudieron y se han dado por vencido, entonces no quieren ver que otro si pueda llegar más lejos de lo que ellos han llegado a esos amigos no les pongas atención, tampoco te enfades con ellos, solo compréndelos un poco,  también fueron corazones soñadores, pero dejaron que lo despertaran y alejaran de esos sueños. Pero también habrán los que te motiven a escalar junto a ellos, que te estarán animando para que decidas ascender, júntate con ellos pero si ves que a mitad de camino ellos deciden para y no continuar, debes intentar convencerlo de que sigan, pero si no te hacen caso, debes dejarlo y seguir hacia la cima, tus sueños, tus metas, todo eso por lo que siente que tu corazón late con más fuerza, no puedes rendirte hasta lograrlo.

 

Cuando dejas tus miedos y comienza a actuar, tus habilidades se aclaran, comenzando a despegar hacia el infinito cruzando el inmenso cielo.

 

Me despido diciendo que los miedos dañan, nos atan, nos limitan, arrebatándonos nuestra felicidad, nuestros sueños. ¡Ya basta de miedos!