Amor prohibido

 

  • Te lo he dicho muchas veces… El amor prohibido supera a cualquier otro tipo amor. –Dijo el chico sujetando las manos de la chica.
  • ¡Lo sé! –Respondió la chica – Es como torbellino indetenible.

 

Nació de una serie de mezclas de oportunidades para ser feliz: todas ellas ignoradas, todas ellas dejada a un lado. Sus corazones lo entendían, ellos sabían que la manera en la que latían cuando estaban juntos, no eran normales. Sin embargo, ellos nunca le obedecieron, nunca pusieron cuidado a como sus latidos se aceleraban cuando estaban tan cerca el uno del otro.

Fue creciendo entre cada silencio, cuando solo eran sus miradas las que se hablaban. En cada suspiro disimulado que se dejaba acariciar por el viento. En cada sonrisa, en cada destello de felicidad no comprendida. No descifrable.

  • Lastimosamente nos dimos de cuenta demasiado tarde.
  • ¡Sí! Y están son las consecuencias que debemos pagar, Por ignorar todas esas señales que nos dio el amor.
  • ¿Cuáles consecuencias? –Pregunto el joven confundido.
  • Las de ser prisioneros por la eternidad de este amor prohibido. – Respondió la chica – De un amor tan grande como imposible. –Complemento el joven – De uno tan real, que es un pecado no cumplir con su demanda.
  • ¿Qué es eso que tanto nos demanda? – Pregunto la joven.
  • Bueno… Eso es…

Aunque uno de los dos amores tenia consuelo por las noches, contaba con ese otro amor al cual se había aferrado con tantas ansias, con la finalidad de por fin lograr olvidar a ese amor prohibido,  a ese amorque tanta felicidad y daño le hacía. Intento engañar a su mirada para que confundiera sus sentimientos y que al ver a esa otra chica sintiera lo mismo que sentía al ver a su prohibido amor. Cosa que continuamente fallaba, porque con ese otro amor podía tener confianza, podía hablar lo que deseara, mientras que solo bastaba una simple mirada a su amor prohibido, para que le descontrolara hasta su manera de caminar. Era increíble ver como la conexión que al principio ambos decidieron ignorar, se volvía en un tsunami cada vez más notorio, cada vez más indetenible, cada vez más prohibido para ambos.

Era devastador ver como ambos luchaban para que las ganas que tenían de amarse no les vencieran, el chico no podía lastimar a ese amor que había aceptado estar con él, aun sabiendo que  era a otra a quien él amaba de verdad y con todo su corazón, ella había aceptado esas migajas de cariños que él le daba. Mientras que la chica intentaba el ayudar al chico a mantenerse fiel, a mantenerse con otra que no era ella, intentando hacer que él lograra amar a otra mujer. cosa que le costaba demasiado, ella en el fondo deseaba que él pudiera amarla de la misma forma en que ella le amaba, deseaba que ambos pudieran caminar tomados de las manos hacia el más hermoso infinito. Pero ese infinito no iba a ser posible en esta vida. En esta vida estarían condenados a vivir con las cicatrices de un amor prohibido.

  • ¿Entonces?, ¿Qué es eso que tanto nos demanda?
  • Demanda que se destruya todo eso que vuelve prohibido a nuestro amor. – Respondió el chico. – Demanda… Que nos volvamos las personas más egoístas de este mundo por seguir nuestro amor.

Me despido diciendo que los amores prohibidos nacen de formas indetenibles, crecen de formas indetenibles y mueren solo cuando uno de los dos corazones dejen de latir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s