Disparo certero

 

Tus versos dieron justo en el blanco.

Tu forma de acercarte a mí fue épica. Con cada paso que dabas me predisponías a dejarme descifrar por ti. No fue ni magia, mucho menos fue suerte, creo que solo fue lo fácil que se veía el ser feliz a tu lado.

Tus certeros besos fueron uno a uno derrocando a mi razón, quedándome sin ideas, nublado, pero infinitamente amado.

Me despido diciendo que tus disparos fueron al centro, justo donde no quería que nadie llegara, tú lo has hecho y ahora siento miedo de la herida que esto me puedo ocasionar, pero al mismo tiempo me siento infinitivamente feliz.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s