Todo cambia

 

 

Todo cambia, los días, las noches. Hasta el crepúsculo que se formaba cuando coincidían nuestras miradas. De pronto la vida toma otro rumbo, otro color, todo lo bonito se marchita y lo marchito cobra vida. En fin, todo cambia.

Todo cambia, como la sonrisa que se dibujaba en tu rostro cuando me mirabas y como hacías que la mía se sincronizara con la tuya, se volvían una sola sonrisa que nos alegraba el alma, ahora al vernos no nos miramos directo a los ojos, por miedo de que esos sentimientos que creíamos muertos, resuciten, haciendo que nuestros labios se vuelvan a acoplar en una melodía de amor singular. Pero, en fin, todo cambia.

Todo cambia como nuestro amor por la vida libre, mientras con nuestros hechos nos volvemos esclavos. Cambia el hecho de ahora no amarte por no tenerte, cuando antes te amaba aun sin conocerte. Cambia como la duración de nuestros abrazos, antes duraban tantos que me perdía en el aroma de tu cabello, ahora son tan cortos que no alcanzo a creerme que eres tangible. En fin, todo cambia.

Todo cambia, dicen dos ancianos que tomaban te a las afuera de su casa, lo dijeron al ver como dos personas se mentían, mientras se juraban un eterno amor, dijeron que todo cambia, por el hecho de ver como una familia se desborona por falta de comunicación, lo dijeron por ver como nuestro amor, que según la mayoría daba como eterno, llego a su final.

Me despido.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s