Me siento feliz

Son pocas las veces que te expreso de manera pública todo lo bonito que siento y que tú me haces sentir.

Se puede decir que cuando digo que te quiero, es porque realmente lo hago, realmente mis sentimientos desean gritarte eso. ¡Te quiero! Así me tienes, escribiendo versos románticos que llevan impregnado tu aroma, tu nombre y esa extraordinaria esencia que solo tú tienes.

Me siento feliz de haberte conocido.

Aunque ames la guerra, siempre llegamos de alguna forma junto a la paz. Como si nuestros destinos fueron forjados en las mismas llamas, como si juntos halláramos la balanza que hay entre el amor y el olvido. En pocas palabras puedo quererte tanto que nunca desearía que te olvidaras de mí, ya que eso sería difícil para mí, porque yo dudo que pueda olvidarme de ti.

Me siento feliz de haberme acercado.

Buscábamos lo mismo, sentir la dicha de querer y que te quieran de verdad, por partes iguales.  Al encontrarnos ya todo estaba decidió, pude notarlos en el brillo de tus ojos y en como los míos se aferraban a ese brillo. Mi poema favorito se basa en escribir versos tristes, pero contigo es distinto, aquí no hay espacio para los versos tristes, aquí solo están permitidos aquellos escritos y poemas que lleven amor y felicidad entre sus letras.

Me siento feliz de tenerte.

No pude dejarte escapar, no quise perder la sensación que sentí al mirarte, por eso te pedí que te quedaras conmigo para siempre. Gracias por aceptar, gracias por mostrarte cómo eres, peleona, odiosa, amarga y con un sutil toque de ternura que basto para hacerme sucumbir ante ti.

Me siento feliz de quererte y que tú también me quieras.

Feliz cumpleaños, gracias a Dios por darte un año más de vida, gracias a ese mismo creador por pintarte el mismo en persona y colocar en tu diseño todo aquello que siempre estuve esperando. Le debo una y espero devolvérsela queriéndote por la eternidad, sabiendo que eres su princesa amada, intentare ser ese caballero digno de tu querer. Puede que nuestra eternidad sea solo unos días, unos meses o algunos años, pero prometo que mientras dure, me esforzare por hacerte feliz, de esa forma no solo yo me sentiré feliz, sino que tu también lo estarás.

 Me despido deseándote un feliz cumpleaños, que la gracia de Dios este siempre sobre tu cabeza, que sus oídos estén siempre atentos para escuchar tus oraciones y que poco a poco él te vaya haciendo la mujer que estas destinada a ser y que todo eso que anhele tu corazón se haga realidad. ¡Te quiero!

Me siento feliz.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s